Chocolaterías escondidas en Madrid

El chocolate con churros y porras es un clásico castizo que sin embargo parece ser una característica sólo del centro de Madrid. Por supuesto no podríamos comenzar este post sin hacer una mención especial al clásico San Ginés, punto de encuentro de trasnochados mañaneros que quieren recargar pilas y de tradicionales familias merendando en torno a un chocolate caliente. Con una excelente calidad en sus productos lleva atendiendo a generaciones de madrileños desde 1864 y abriendo las 24h del día es y seguirá siendo, una opción de entrar en calor en cualquier momento en el que estés cerca.

Pero, ¿sólo podemos encontrar chocolate con churros en el centro? ¡Nada que ver con la realidad! Este matrimonio revitalizante se ofrece en rincones de Madrid no tan conocidos, barrios menos turísticos y con gran calidad y queremos recopilar algunos de estos secundarios que nuestro ejército de Cazadesayunos ha descubierto y que merecen sin duda una visita.

En el barrio de San Blas encontramos la Cafetería Shiray, establecimiento que lleva abierto desde 1972 y que cuenta con otros dos locales más en Madrid. Con las características de un bar clásico madrileño, tiene unos churros que no te dejarán indiferente.

La Cocktelera, en el barrio de San Blas, es otro de los bares que cumple con los requisitos de bar madrileño con decoración de Cuéntame cómo Pasó, con azulejos, espejos y la clásica barra de acero y máquina tragaperras de los años 70 y cuyas porras aparte de estar buenísimas pueden servir para alimentar a todo un equipo de fútbol.

En el barrio de Fuencarral-el Pardo, cerca del metro de Mirasierra encontramos a otro desconocido de especialidad en churros y porras, la Churrería Avenida. De aspecto funcional, tiene un tamaño de porra que merecer ser probado.

Junto a la madrileña Plaza de Chamberí encontramos la chocolatería Siglo XIX. Aunque en general los negocios franquiciados acaban perdiendo la esencia original, este local situado en la calle Santa Engracia ofrece chocolate con churros y porras de gran calidad, manteniendo su elaboración de manera artesanal.

Y cerramos con un rincón de Vallecas, la Chocolatería Élice, sobradamente conocida entre los vecinos del barrio y con churros y porras de excelente calidad y precio.

Disfruta el invierno con un buen chocolate con churros, o café con porras, eso ya al gusto :)

Leave a Reply